SE ACERCA EL FIN DE NUESTRA LARGA NOCHE

SE ACERCA EL FIN DE NUESTRA LARGA NOCHE
o acaso es otra burla,
otro espejismo.

En el hombre la luz siempre resiste,
poco o nada sabemos del que calla
su miedo y su tristeza.

Es peligroso el hombre en su silencio,
en su rabia de ayer que sigue viva,
hay esporas de luz que caen al suelo,
el viento las esparce
y resucita
lo que parece muerto.

Dios no abandona nunca a los que callan,
el grito siempre está en alguna parte,
la hora de sacudirnos tanto enojo,
de ajustar cuentas con la larga noche
que ha servido de manta al carcelero,
al mayoral,
al cómplice.

Cuidado con los hombres que ahora callan,
o gimen,
o se esconden,
porque el límite es parte de un misterio
que halla su amanecer.

Cuidado con el truco del sombrero
la sangre no es ajena a las auroras.

 

Cuaderno para el viaje. Editorial Silueta 2017.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s