LAS COSAS QUE NO ESTÁN

LAS COSAS QUE NO ESTÁN,
las que he perdido,
las que debo entregar sin resistencia,
para que nada quede en mis bolsillos,
andan en torbellino como angustia,
del soy,
también poseo,
amarrado al afecto y la discordia
de los bienes que guarda mi navaja
y retrasan el día de la entrega.

Este patio que barro cada tarde,
esas hojas que caen sin saber,
sin aferrarse al tallo que sostuvo
su fibra verde y blanca,
son el recordatorio de nuestra desnudez,
que ha de llegar al fin,
sin avisarnos.

Las cosas que no están,
las que he perdido,
presagian esa ausencia
del sol cuando acaricia los bordes de la tierra
y besa a los que duermen.

Las cosas que no están
al fin son libres.

 

Cuaderno para el viaje. Editorial Silueta 2017.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s