EL HOMBRE NADA LLEGÓ PARA QUEDARSE

EL HOMBRE NADA LLEGÓ PARA QUEDARSE
es el hijo mayor del hombre nuevo,
sólo quiere comer,
fumar,
el sexo,
no le importan la muerte,
ni la patria.

Este es el hombre nada compatriotas,
nuestro hermano también, entre nosotros,
con la media verdad bien aprendida
en los predios del mal que fue su casa.

Algo de su vacío se contagia
en la nada que aturde,
que dispersa,
y arriba a este confín en otro carro
armada hasta los dientes.

Este es el hombre nada
nuestro prójimo,
criatura de una noche muy larga,
que homologa los males a su antojo,
que corrompe los bienes de la sangre.

Nos une la raíz de una nostalgia
que no puede arrancarse,
nos salvamos con él o hemos perdido,
también,
esta batalla.

 

Cuaderno para el viaje. Editorial Silueta 2017.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s