LOS CHINOS DE ZANJA

Los chinos de Zanja

Mi abuelo me contaba que los chinos
sacaban el dragón los días de fiesta
y la calle lucía estandartes,
banderas,
y redondos faroles de papel.

Mi abuelo me contaba que los chinos
eran propicios al juego,
al suicidio;
casi nunca peleaban
pero cuando lo hacían era a muerte.

Mi abuelo recordaba el ruido de las carretillas
y unos papalotes distintos
y una justicia secreta e inexorable.

Mi abuelo añoró siempre
la sopa que vendían.

 

El bronce vale y otras crónicas. Editorial Silueta 2011.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s