NO SÉ NADAR, PERO ES AZUL MI CASA,

NO SÉ NADAR, PERO ES AZUL MI CASA,
interminable el muro donde duermo,
quién puede sostener tantas estrellas.

Via crucis de sal para el que nace en la ciudad de todos,
ni mujer,
ni cerveza,
ni palabra,
solo ante ese silencio,
en la amarga certeza del encuentro con la pregunta misma,
soy un hombre común que mira el agua.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s