CUANDO LA GENTE MUERE

CUANDO LA GENTE MUERE
los detalles,
dejan de ser “detalles”,
se convierten,
en una puerta que se agranda
y entras a aquellas cosas
que olvidaste,
y hay una cerradura
que no cierra,
que no quiere cerrar
de ningún modo.

Cuando la gente muere,
los detalles
dispersos, inservibles,
regresan de otra forma
y algo sacramental
revive en ellos.

Solo quiero decir que no pensé,
nunca,
que los detalles,
se harían tan importantes
con la muerte.
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s