CUANDO NO PUEDO MÁS

CUANDO NO PUEDO MÁS
descanso tu silencio,
tu silencio hacedor,
tu voz que calla,
para acercarme al límite del agua
en donde se sumergen las palabras
y así se purifican de mi aliento,
y libres quedan ya para encontrarte,
para llegar al pie de la montaña
donde digo tu nombre y Tú me hayas,
desnudo de mí mismo,
agradeciendo,
lo que puede nombrarte en el encuentro
al saber que eres Dios,
mi Dios altísimo,
yo pregunto por Ti
y Tú me hayas
y haces firme mi paso
hacia tu altura
que me trae aflicción
y me esperanza,
y me dejo la piel mientras avanzo,
para morir en Ti
que así me salvas,
en este itinerario de silencio
donde sobran el tiempo y las palabras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s