ESTÁ TRISTE

ESTÁ TRISTE, LO SABE,
no le es fácil negarlo,
se le nota en las manos,
en la ropa,
en los dientes,
en el peso que pueden suponer esas cosas
cotidianas,
pueriles.

Está triste, su sombra
-que también está triste-
se encorva ante la luz
del sol que nos calienta.

Está triste, no hay nada
gracioso en ese asunto,
ha pensado ir al médico
o sanar de otro modo
con la ausencia o la muerte.

Está triste,
respira
y algo vivo detiene,
su adiós
en la tristeza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s